¿Quién no ha jugado a construir cabañas cuando era pequeñ@?

Hoy hablamos de la magia de las cabañas

Hola amorcetes, ¿cómo estáis? 💜 Hoy os traigo un tema interesante sobretodo para aquellos que convivan con niñ@s: La magia de las cabañas. Las cabañas son un recurso muy utilizado por los niños para crear un minimundo donde esconderse y jugar o simplemente para sentir que tienen una propiedad propia, para relajarse… Las cabañas pueden hacerse en exterior o en interior. No son necesarios muchos materiales y da un alto grado de diversión.niñas jugando

Para hacer las cabañas en exterior bastan unos palos, piedras, hojas o ramas de árbol y colocándolo todo estratégicamente puedes conseguir una choza de lo más molona. Como hoy en día no se puede salir a la calle de manera normal (aquí estamos en FASE 2), las cabañas que suelen abundar son las de interior, las que hacen en casa para crearse un miniclima. ¿Qué puedes utilizar? Pues todo lo que se ocurra: cojines, sillas, mantas, toallas… la imaginación de un niño no tiene límites.

¿Quién no ha hecho alguna vez en su vida una cabaña? Yo de pequeña recuerdo miles de cabañas donde pasaba horas y horas jugando. Recuerdo entristecer tras un día de lluvia, pues sabía que aquella choza que nos habíamos trabajado durante días ya no estaría en su sitio al día siguiente. Aunque se me olvidaba rápido cuando levantábamos otra cabaña igual o más chula que la anterior. Era de mis juegos favoritos.

Lo mejor de todo es que además de ser divertido es súper positivo para el desarrollo intelectual de los niños. Los niños de hoy en día, (no quiero decir todos, pero la mayoría) están inmersos en sus extraescolares diarias y el mundo de los videojuegos y las tablets, cosa que minimiza el trabajo que hace el cerebro para desarrollar la imaginación. Es como si los niñ@s no se pudieran aburrir y tuvieran que estar todo el tiempo entretenidos. El aburrimiento hace que la imaginación vuele, que busquen la manera de divertirse sin la necesidad de tener una pantalla delante que todo lo solucione. Quiero dejar claro que NO estoy en contra de las tecnologías. Estoy en contra de un ABUSO de las tecnologías. Deberíamos fomentar más el juego libre sobretodo en la naturaleza.

A mis hijos les encanta jugar a las cabañas, lo hacen tanto en el patio (tenemos un terreno donde pueden jugar) como en casa. Os dejo unas imágenes de un día que Aiden, mi pequeño, necesitaba “separarse” un poco de nosotros y se creó un lugar privado donde relajarse.🙂

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Os invito a que le echéis un ojo a nuestro proyecto de lentejas y alubias, muy recomendable para hacer con niños.

¡A cuidarse! 💜

XXX