Te animo a preparar esta receta: Lasaña de atún y verduras

¡Buenas a tod@s! ¿Cómo estáis? Hoy traigo una receta de lasaña de atún con verduras. Casi nunca repito la misma receta, pues me gusta mucho variar los ingredientes en función de lo que tengo por la cocina, pero esta receta la he hecho ya un par de veces y cada vez que la como me parece más rica. Las cantidades son para 2 platos aprox, pero si sois de buen comer no dudéis en aumentarlas. Como siempre digo, se pueden cambiar ingredientes por otros sin problema, de hecho os invito a que lo hagáis y que comentéis vuestros cambios…la vida es compartir, no? 😜

Ingredientes

  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 1/4 pimiento rojo
  • 1/4 pimiento verde
  • 1/4 pimiento amarillo
  • 1/2 calabacín
  • olivas rellenas de anchoa al gusto, yo puse unas 10
  • 1/2 cebolla
  • un trozo de puerro
  • queso rallado
  • 4 placas de lasaña precocida

Para la bechamel

  • 1/2 cebolla
  • 70 gr mantequilla
  • 3 cucharadas de harina de todo uso
  • 500ml-800ml de leche (según el espesor deseado)
  • sal
  • nuez moscada

Pasos a seguir

  1. En primer lugar vamos a preparar las placas de lasaña. Las que yo compro deben meterse unos minutos en agua caliente. Seguid las instrucciones que marquen vuestras placas para obtener un resultado óptimo.
  2. Mientras se hidratan las placas, preparamos la verdura cortándola en brunoise (trocitos muy pequeños).
  3. En una sartén con aceite caliente sofreímos primero el puerro y la cebolla y cuando ésta coja un color transparente añadimos los pimientos y el calabacín. Seguimos cocinando hasta que toda la verdura esté tierna. Apagamos el fuego.
  4. Con las verduras todavía calientes pero con el fuego apagado, añadimos la lata de atún previamente escurrida y las olivas fileteadas. Movemos para que se integre todo bien y tapamos. Dejamos reposar mientras preparamos la bechamel.
  5. Para preparar la bechamel ponemos al fuego la mantequilla. Cuando se funda, añadimos la cebolla cortada en brunoise y la cocinamos bien.
  6. Cuando la cebolla tenga el color deseado (a mi me gusta que quede un poco doradita), echamos la harina y removemos bien mientras se cocina. Si la harina queda cruda le dará un mal sabor a la bechamel así que recomiendo que la cocinéis hasta que coja un color tostado.
  7. Añadimos poco a poco la leche sin dejar de remover. Poco a poco irá cogiendo consistencia. Podemos poner tanta leche como queramos según la densidad que deseemos obtener. A mí me gusta ligera, así que le echo casi el litro de leche.
  8. Salamos y agregamos la nuez moscada.
  9. Para que la salsa sea fina, la podemos colar o triturar. A mí personalmente me gusta el sabor que da la cebolla así que aunque no quede tan fina como colada, la suelo triturar.
  10. Ya sólo queda montar la lasaña, pues tenemos todas las partes listas pero por separado. En una bandeja o cuenco apto para horno, ponemos en la base un poco de bechamel. Encima colocamos dos placas de lasaña y sobre ellas la mitad de la mezcla de atún cubriéndola por un poco de bechamel. Tapamos con las otras dos placas de lasaña y echamos la mezcla de atún restante. Por último vertemos la bechamel que nos queda y encima ponemos tanto queso rallado como os guste. En casa somos muy fans del queso así que suelo ser generosa. Esta vez le puse unos daditos de queso al tomillo, riquísimo.
  11. Horneamos con calor por arriba y por abajo unos 15 min aprox a 180 grados (cada horno es un mundo). Por último podemos gratinar un poco más el queso si lo deseamos. Y… ¡a comer!
Relleno
Los daditos que se ven son trocitos de queso al tomillo que le dan toque muy rico.

¡Buen provecho!

Te animo a preparar otras recetas. ¿Qué prefieres? Dulce o Salado

Si estas interesado en adquirir una greixonera u olla de barro pásate por aquí.

También puedes visitar nuestra zona de Tienda de Cocina donde encontraréis algunos de mis caharrillos favoritos, de esos que tanto te facilitan la vida en la cocina. Si compráis a través de estos enlaces podréis ayudarnos al mantenimiento del blog. 💜