Hoy os quiero presentar… NUESTRO HUERTO

aiden con su apio

Aiden con su apio justo antes de transplantarlo

¡Hola hola, Muxiners!💜 ¿Cómo estáis? Como ya he dicho muchas veces, tenemos un patio grande donde los niños pueden correr y jugar. Un trocito de ese patio está cerrado y tenemos nuestro huerto. Antiguamente lo usaba el abuelo para cultivar y hace unos años tuvimos la idea de plantar cositas nosotros con los niños para que vieran la evolución de las plantas, tuvieran la responsabilidad de regar cada día (con ayuda) y que fueran conscientes de la importancia de la naturaleza y disfrutáramos de lo que ésta puede proporcionarnos.

Aquel año pecamos de primerizos y no salió todo lo bien que nos hubiese gustado. Los tomates que plantamos (plantamos mil) no sabían a nada, las judías verdes estaban ricas pero salieron muy pocas, el peral se nos murió (creo que de regarlo tanto🙈) y las sandías se quedaron tan chicas como un coco. Aun no habiéndonos salido demasiado bien, al año siguiente lo volvimos a probar y fue un éxito total. Los tomates que plantamos (kumato y pera) estaban riquísimos, tuvimos calabacines para todo el pueblo, berenjenas, pimientos, alcachofas, fresas (que destrozaron los pajarillos 🙁) y el manzano y el melocotonero que habíamos sembrado el año anterior empezaron a coger algo de cuerpo.

A partir de ese año supimos que siempre que pudiésemos, cultivaríamos nuestra fruta y verdura en nuestro pequeño-gran huerto 😊.

Este año hemos empezado algo tarde pero ya tenemos nuestro huerto en marcha y me gustaría compartirlo con vosotros. Hemos plantado tomates de diferentes tipos, berenjenas, pimientos, alcachofas, melones, calabazas… (no sé si me dejo algo). El manzano ya ha empezado a sacar sus flores y el melocotonero aun costándole, ahí sigue. También tenemos un apio bastante crecido que trajo el peque de la típica excursión que hacen a la granja-escuela. Lo quiso cuidar y ahora ahí está, bien hermosote. La abuela lo ha incluido en su “zona verde” (o zona colorida…) que mostraré en otra publicación, pues es digna de ver. Y aunque no fue plantado por nosotros, también tenemos una higuera y un ciruelo que ya tiene bastantes ciruelas, aunque aún están verdes.

Además, los niños han plantado semillas en unas mini macetas. Ya veremos qué sale 😬 El más pequeño de la casa os presenta su proyecto “mini-huerto” con el que está súper ilusionado 🤗 AQUÍ os dejo un enlace para los que estéis interesados en seguir su evolución.

Desde aquí os animo a tod@s aquell@s que tengáis terreno, a que sembréis vuestras frutas-verduras preferidas, pues la satisfacción de ver cómo crece todo y luego poder comerlo es algo que no tiene precio. Aquellos que no tengáis terreno, siempre podéis optar por huertos urbanos, que también dan muy buen resultado.

Aquí abajo os dejo unas fotos de nuestro huerto para que veáis cómo lo tenemos colocado, aunque aún no ha crecido nada, ¡hay que tener paciencia

Aquellos que queráis seguir la evolución, podréis hacerlo ACCEDIENDO A ESTE ENLACE. No os perdáis detalle, cuando está todo crecido es una locura lo bonito que es 😍

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

XXX