¿Aburrido? Te presentamos ROCKETBALL: el juego que inventamos durante el confinamiento

Dicen que el aburrimiento es muy malo, pero personalmente creo que el aburrimiento es necesario. En los tiempos que corren parece que aburrirse es algo malo, que es una pérdida de tiempo. Pero el aburrimiento es tan necesario como el estar entretenido ya que desarrolla la imaginación, algo muy importante para el crecimiento de los niños. Cuando te aburres se crea una transición silenciosa e invisible que convierte el aburrimiento en diversión sin apenas darte cuenta. Durante esa transición el cerebro trabaja hasta encontrar algo con lo que dejar de estar aburrido. Justamente eso fue lo que nos ocurrió dando como resultado ROCKETBALL: el juego que inventamos durante el confinamiento.

Nuestra casa no es muy grande, pero tenemos un terreno con bastante espacio para salir a jugar con los niños y pasar el día más o menos bien. Pero claro, los niños aun teniendo mil cosas a su alrededor muchas veces se aburren. Notan el no poder ver a los amigos, el no ir al cole y el cambio radical de rutinas que antes estaban llenas de actividades.

Mi hijo mayor (8 años) me dijo: papá juega conmigo a la raqueta y yo, como buen padre que intento ser, me puse a tirarle la pelota. Pero claro, éste es el momento en el que yo tengo que salir corriendo cada dos por tres tras la pelota que lanza, pues no es que tenga muy buena puntería que digamos. Es entonces cuando el aburrido paso a ser yo.

Sin darnos cuenta empezamos a poner reglas a lo que estábamos jugando. Así fue como desarrollamos: ROCKETBALL, el juego del confinamiento al que hemos estado jugando ocasionalmente. Nos ha hecho reír, sudar y dejar el aburrimiento a un lado.

Si tenéis espacio, un par de raquetas, una pelota y unas sillas, cono o casi cualquier cosa, ya puedes jugar al ROCKETBALL.

Hice este voceto en KRITA digno de un niño de parvularios para que os podáis imaginar el campo y cómo va el juego.

Nosotros en una de las partes de la parcela disponemos de una espacio de unos 20m de largo por 12m de ancho. Tanto el largo como el ancho se delimita por una pared en un lado y una verja por el otro. Dividimos el campo por la mitad con una cuerda tirada en el suelo y en cada extremo de ambos campos pusimos unos conos. El juego consiste en golpear el cono del contrincante a base de raquetazos. Cada uno tiene su propio campo y su propio cono. Las reglas básicamente son:

  1. La pelota sólo puede ser golpeada o tocada por la raqueta, en cualquier otro caso sería falta.
  2. Bajo ninguna circunstancia se podrá tocar o golpear la pelota una vez traspase al campo del contrario. Si ocurriera, sería falta.
  3. La posesión de la pelota en un campo es de 10 segundos máximo. Si pasara de ese tiempo, sería falta.

¿Qué implica una falta? Un lanzamiento libre. En este caso, se puede coger la pelota con la mano para preparar la tirada. Podrás lanzar la pelota (golpeándola con la raqueta, claro) hacia el cono de tu contrincante sin que éste pueda hacer nada por detener la pelota. Debe quedarse a un lado a esperar la tirada. Si la pelota impacta contra el cono, sería punto. Si la pelota no impactase contra el cono, se seguiría jugando con las reglas normales.

¿Cómo se puntúa? Puedes obtener puntos de varias maneras:

  1. Cuando impactas contra el cono de tu contrincante.
  2. Si se te escapa la pelota estando en tu posesión y toca tu cono, es punto para tu rival.
  3. Cualquier contacto con tu propio cono ya sea de la pelota, de la raqueta o de tu propio cuerpo, otorga un punto a tu rival.
  4. En caso de que la pelota derribase el cono contrario, se obtendrían 3 puntos.

En el juego no existe el fuera, la pelota debe poder rebotar en las delimitaciones del campo. Si existe la posibilidad de acotar el campo para que la pelota pueda rebotar, mucho mejor pues así el juego sería mucho más dinámico.

Así pues, convertimos el aburrimiento en este chorri-juego. Hicimos las reglas entre todos, jugamos todos y sin darnos cuenta habíamos creado algo juntos. En casa hemos realizado campeonatos intergalácticos y nos hemos divertido mucho.

Si aburrirse implica conseguir realizar cosas tan molonas como ésta (porque estamos bien orgullosos de nuestra creación) aburrámonos más, ¿no? Aburrirse de vez en cuando no es tan malo 😜.

Os invitamos a pasaros por nuestra sección de juegos…por si el aburrimiento aparece de nuevo 😬